Website only available to a limited extent
Please enable cookies to use the website in full extent.

Nutrición, fitness y deporte

El ejercicio, el bienestar y la salud están estrechamente relacionados.

En muchos estudios se ha podido demostrar que la actividad física regular puede reducir la gravedad de enfermedades comunes como la obesidad, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes mellitus tipo 2, la osteoporosis (pérdida ósea), el dolor de espalda y el cáncer de intestino y de mama. El ejercicio, tanto las actividades cotidianas como el deporte, también tiene un efecto positivo en el bienestar mental.

Las motivaciones para las actividades deportivas son muy individuales: para el placer del hobby, por sociabilidad, por el fitness personal, para el control de peso o para conseguir el máximo rendimiento en competiciones. Esto demuestra que el grupo de personas que practican deportes es extremadamente heterogéneo. Se extiende desde ciudadanos de la tercera edad que corren tranquilamente dos veces a la semana hasta corredores de maratón, desde excursionistas de domingo de buen tiempo hasta escaladores extremos y alpinistas de alta montaña. Esto también deja claro que las actividades individuales son muy diferentes tanto cualitativa como cuantitativamente. Como resultado, los requisitos de energía y nutrientes de los deportistas varían enormemente.

Para la mayoría de las personas que son activas en su tiempo libre, la dieta proporciona suficiente energía y nutrientes de acuerdo con las recomendaciones básicas de la pirámide alimenticia suiza. Solo los que están activos diariamente o la mayoría de los días de la semana durante al menos una hora con al menos una intensidad media necesitan más (a partir de unas 5 horas por semana).

Pirámide alimenticia para deportistas, a partir de unas 5 horas de deporte por semana, ver Descargar pirámide alimenticia deporte

 

 

Fitness y deporte con queso suizo

Las proteínas son importantes para el desarrollo y mantenimiento de la musculatura. Tiene sentido consumir la ingesta de proteínas a lo largo del día porque el cuerpo no puede almacenar grandes cantidades de proteínas. Por esta razón, no tiene sentido consumir cantidades de proteínas individuales especialmente grandes en una comida. Los estudios han demostrado una ingesta óptima de proteínas de 20-30 g por comida para maximizar la activación muscular. Esta cantidad corresponde, por ejemplo, a unos 60 g de queso, 100 g de carne, 100 g de pescado o 200 g de legumbres cocidas. Con una dieta equilibrada de acuerdo con la pirámide alimenticia suiza, la ingesta de proteínas recomendada se alcanza fácilmente. Por lo tanto, no es necesario utilizar productos ricos en proteínas.

Fuente: Sociedad Suiza de Nutrición (SGE) www.sge-ssn.ch

0

Cookies en esta página: Nuestro sitio web utiliza cookies para que nuestros socios puedan reconocer y comprender cómo hacen uso de nuestro sitio web. Al visitar nuestro sitio web, reconoce que está de acuerdo con que utilicemos cookies. Mas información.