Página web disponible solo de forma limitada
Por favor, active las cookies para utilizar la página web en toda su extensión

¿Prefieres celebrarlo con un pícaro o un bonachón? Todos te encantarán: son Quesos de Suiza

Si eres un auténtico amante del queso, te retamos a ver cuánto sabes de Gruyère AOP, Emmentaler AOP, Appenzeller® o Tête de Moine AOP, las variedades más conocidas en España.

¿Prefieres celebrarlo con un pícaro o un bonachón? Todos te encantarán: son Quesos de Suiza

Madrid, 21 de febrero de 2022.- Siempre hay una excusa para hablar del queso y para disfrutarlo, pero si eres un cheeselover, que mejor ocasión qué festejar el 27 de marzo, Día Mundial del Queso, con las exquisitas variedades que propone Quesos de Suiza. La boca y el olfato se recrean en delicias como Le Gruyère AOP, Emmentaler AOP, Appenzeller® y Tête de Moine AOP y que convencen por su alta calidad y su elaboración tradicional con leche de vaca cruda. Suiza es referente indiscutible en la cultura quesera mundial. Pero, ¿sabes por qué sus quesos son únicos? 

 

Primero, porque se elaboran desde hace centenares de años de manera artesanal, siguiendo paso a paso antiguas recetas que se han ido transmitiendo de generación en generación y todas las variedades se caracterizan por su altísimo nivel de calidad. La alimentación de sus vacas se basa únicamente en pastos naturales y heno.  

 

El ganado pasta libremente y se alimenta de hierbas y flores de los valles y montañas suizas, no se utilizan aditivos, conservantes o colorantes en la elaboración de los quesos. Esto los convierte en un producto totalmente natural.Son aptos para intolerantes a la lactosa y al gluten y destacan por su alto contenido en proteínas de elevado valor biológico y digestibilidad. 

 

Aliados de la dieta mediterránea

Según Fundación Alícia, centro de investigación dedicado a la innovación tecnológica en cocina y a la mejora de los hábitos alimentarios, los Quesos de Suiza, como todos los quesos, juegan un papel muy importante dentro de la dieta mediterránea y aportan importantes beneficios por su alto contenido en proteínas de elevado valor biológico. Recomiendan el consumo regular de lácteos entre dos y tres veces al día. 

 

¿Sabías que...? 

Una ración de queso suizo proporciona un cuarto de las necesidades diarias de calcio en la población adulta. Los Quesos de Suiza son fuente de fósforo potasio y zinc, de vitaminas del grupo A, B, C y E y tienen una proporción relativamente alta de Omega-3. 

 

Y tú, ¿con cuál de ellos te identificas?  

Le Gruyère AOP, el distinguido. Exquisito y elegante, Le Gruyère AOP destaca por su pronunciado aroma y sabor recio con matices afrutados sostenidos por una nota más o menos salada y que puede variar según la zona de elaboración. Deja un retrogusto que permanece en el paladar durante unos largos instantes  y transporta al consumidor a los prados de hierba fresca y a las manos de maestros queseros comprometidos con una receta que ya se elaboraba en 1115. Contrariamente a lo que la gente cree, no tiene agujeros. 

 

Enmentaler AOP, el bonachón. Su gran tamaño, su calidad excepcional y su reconocimiento internacional lo han convertido, desde siempre en el rey del queso suizo. Su versatilidad para encontrar la mejor manera de encajar en cualquier ocasión y momento del día, lo convierten en el aliado perfecto para toda la familia. Inconfundible por sus agujeros –éste si tiene-, su gran tamaño y su peso medio de 90 Kg. Se caracteriza por un sabor suave y exclusivo aroma a nuez fruto de la dieta floral de las vacas de la región. 

 

Appenzeller®, el pícaro. El queso más misterioso de Suiza esconde un preciado secreto que pocas queserías comparten. Su elaboración, que encuentra sus inicios hace más de 700 años, se caracteriza por el uso de una salmuera de hierbas, con la que cada pieza se frota de dos a tres veces por semana. Solo un par de personas pueden prepararla según recetas ancestrales. Su carácter picante y ese aura de misterio le otorgan una personalidad fuerte y propia.  

 

Tête de Moine AOP, el anecdótico. Un queso curioso por su forma de consumirlo: hay que rasparlo -no cortarlo- con una grillote, que da como resultado final unas delicadas y elegantes flores de queso, ideales para dar un toque original y altamente estético a cualquier creación culinaria. Con más de nueve siglos de historia, debe su fuerte y particular sabor a la rica hierba forrajera que comen las vacas.

 

Otras variedades de Quesos de Suiza que pueden comprarse en España son L’Etivaz AOP, Sbrinz AOP y Vacherin Fribourgeois AOP. Todos son cien por cien naturales, artesanos y tradicionales.  

Artículo Sección + Tema
atrás
0

Cookies en esta página: Nuestro sitio web utiliza cookies para que nuestros socios puedan reconocer y comprender cómo hacen uso de nuestro sitio web. Al visitar nuestro sitio web, reconoce que está de acuerdo con que utilicemos cookies. Mas información.